Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

 

 

 

LOS INVERTIDOS  . MAYO 2017  Teatro GALPON DE GUEVARA

DE GONZALEZ CASTILLO
DIRECCIÓN: MARIANO DOSSENA

SÍNTESIS ARGUMENTAL DE LA OBRA
Buenos Aires, 1914, Una familia adinerada es sacudida por la revelación de la doble vida sexual de Flórez, Padre y marido, con su íntimo amigo de la infancia, Pérez, quien tiene un bunker donde los invertidos, pueden desplegar ahí su mundo femenino Clara, esposa de Flórez, es el vértice de este triángulo trágico, por el cual esta historia de “amor de hombres”, lleva a los personajes a desnudar sus más ocultas pasiones. Lo prohibido y lo que no puede “ser visto” de esta relación, conduce irremediablemente a los personajes a la tragedia.
PROPUESTA DRAMATURGICA
¿Por qué hoy Los Invertidos?
Siguiendo con la búsqueda artística sobre textos dramáticos con un fuerte entramado estructural y alto contenido textual, que vengo desarrollando en mis últimas puestas (Espectros, El otro Judas, Saco y Vanzetti) me interesa ahora volver a recalar en este texto dramático, que reúne estas características y que además, fuera de autor argentino Rescatando así, este autor esencial dentro de la historia del teatro argentino, también de nuestro tango. Desde 1990 y con la recordada puesta de Alberto Ure, mas nuestra versión anterior, que ya data de hace más de seis años atrás, creo que se sostiene volver a pensar, volver a verla, volver a hacer su puesta en escena-
Siempre polémica en la historia del teatro argentino, a 25 años de aquella versión que contó con las actuaciones de Antonio Grimau, Jorge Mayor, Cristina Banegas, Lorenzo Quinteros, Elsa Berenguer y otros.
CONCEPCION DE LA PUESTA EN ESCENA
De este maravilloso texto, siempre me interesó la estructura de tragedia griega, el hijo adolescente leyendo el informe médico de un “invertido asesino” en el inicio de la obra sirve de antesala funesta para que a la manera de “los griegos” anunciarnos la tragedia venidera. La obra nos traza un mundo muy inquietante, retrato de una época, por un lado hombres batiéndose a duelo por su honor varonil y por el otro poniendo de manifiesto sus deseos más profundos y ocultos, sus costados más sensibles, en la oscuridad de esa sociedad. La repulsión y restricción a “lo otro”, “lo distinto” de esa sociedad, acarrea sin lugar a dudas a la tragedia. Vale decir que en el momento de su estreno allá por 1914, al autor le valió la prohibición de la pieza por parte de las autoridades municipales, por atentar contra la “moral y buenas costumbres”. Luego de un extenso escrito donde González Castillo, defendía su obra, pudo estrenarla.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail